Complice del placer
Autor      17/11/2021 12:53:46     Relatos    0 Comentarios
Complice del placer

Ella subió en su coche dispuesta a adentrarse en esa aventura que meses atrás había comenzado con un mensaje de un desconocido diciéndole -¨ Me declaro fan de esta mujer ¨- ahí comenzó todo y empezó una historia de amor, deseo y pasión desenfrenada que pedía gritos ser saciada por dos cuerpos que hasta ese momento no habían tenido la oportunidad de fundirse en uno solo.

Se dirigió hasta el punto de encuentro y su sorpresa fue que al llegar no vio a ese hombre que le había dicho -¨No te preocupes aunque no conozcas mi físico sabrás que soy yo¨- Ya hubiese sabido quien era él si estuviera aqui.

En ese instante sintió como una respiración calmada pero muy intensa le acariciaba su nuca. Ahí estaba ¨él¨ todo un caballero que hizo su presentación de una forma muy sigilosa, pero con la fuerza de erizar la piel de cualquier mujer que tenga la más mínima sensibilidad en su interior. Ella sobrecogida se giro lentamente, su corazón estallaba pero a su vez moría por entregarse a esos brazos que tanto había anhelado tener y que ahora era el momento de caer rendida a ellos. Y así fue, no pudo resistir dejarse atrapar por esa esencia que envolvía cada parte de su cuerpo. Sus corazones se atraian también estando cerca a, todo era un manantial de deseo imposible de detener.

Comenzaron a pasear dando realidad a esa historia que meses atrás habían creado. Sin darse cuenta caminaban subidos en una nube llegando a una playa solitaria que los invitaba a dar rienda suelta a la pasión que cada vez aumentaba mas entre ellos.

Se sentaron en la arena envueltos en un sin fin de miradas penetrantes, sonrisas y un amplio abanico de sensaciones, notaban que sentían la necesidad de acaríciese, notar su piel, aqui ya no bastaban las miradas y sonrisas, todo eso debía ser convertido en dejar salir ese fuego que los quemaba por dentro. Fundidos en un solo cuerpo dieron vida a esa tentación que los tambaleaba desde dentro. Pero ella hizo un gesto que a él lo dejo inmóvil, y sin pensarlo caso muy sutilmente de su bolso a su mas fiel amigo que no le canta la mayor duda ayudaría que él le diera el mas intenso y ardiente placer.

Desde hace tiempo ella era fiel a su succionador de clítoris e imaginaba que podría ser un gran maestro para darle a él la oportunidad de aprobar ese examen que acababa de comenzar con nota muy alta.

Él dejándose llevar por el deseo que sentía hacia ella en ese momento, sonrió y lo cogio sin articular palabra algiuna, sabiendo que aquel juguete y nuevo protagonista de la historia iba a ser su más fiel compañero de placer sumado a todo ese amor, caricias y besos para que ella tocase el mismo cielo!!....

MJ ( Escribiendo a ratitos )

Compartir este artículo:

Responder

* Nombre:
* E-mail: (No se publica)
   Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir código